Saltar al contenido
Reloj de pared vintage

Los mejores accesorios para la pared de tu dormitorio

accesorios pared dormitorio

¿Tienes las paredes del dormitorio demasiado vacías y te gustaría poner algunos accesorios para decorarlas un poco? Pero, ¿no se te ocurre cuáles pueden ser estos? ¡Te vamos a dar una serie de ideas sobre los mejores accesorios para tu dormitorio!

Un cabecero original

Lo primero que te podemos recomendar es que seas tan original como sea posible a la hora de elegir tu cabecero. No te conformes con el clásico cabecero de madera, intenta buscar una opción más atractiva y llamativa.

Por ejemplo, para un dormitorio rústico, el cabecero puede ser de láminas de manera colocadas de manera uniforme, en uno oriental estar compuesto por varias ramas de bambú o para un vintage ser de hierro fundido, pero con una forma diferente.

Si escoges un cabecero de capitoné, que sepas que este no tiene por qué estar a la altura de la cama. Lo puedes poner en la pared, para que destaque sobre el resto de elementos del cuarto. Claro que, si tienes un dormitorio pequeño, y necesitas espacio para poner cosas, no es el mejor lugar para él.

como decorar con accesorios pared dormitorio

Un cuadro

Los cuadros suelen ser uno de los elementos decorativos clásicos en los dormitorios. Pero, ¿cuál es el tamaño correcto? La respuesta es que el cuadro puede llegar, como mucho, a los bordes de la cama. Lo normal es comprar un cuadro más pequeño, para que no eclipse tanto el espacio del que dispones.

También puedes poner varios cuadros, formando una figura con varias piezas de diferentes tamaños o poner cuadros pequeños en forma de columna, línea o formando alguna imagen curiosa.

El ponerlo con marco o sin marco ya depende del estilo decorativo que has elegido para tu dormitorio. Aunque si te van las tendencias modernas, y quieres ahorrar, mejor sin marco. Un lienzo colgado tal cuál le dará espontaneidad a la decoración de la habitación.

Un revestimiento

No solo puedes recurrir a los accesorios para decorar las paredes de tu dormitorio de matrimonio. También puedes utilizar un revestimiento para darle un toque diferente.

Por ejemplo, utilizar papel pintado para que la pared del cabecero parezca de ladrillo o de madera, o utilizar un revestimiento de estos materiales para que quede más natural. Esto se utiliza, sobre todo, en las habitaciones de gran tamaño, y ayudan a que se consiga mayor fuerza en la decoración de la estancia.

Vinilos

En lugar de estar tirando el dinero continuamente en comprar cuadros y otros accesorios para dormitorio, ¿por qué no poner algo más simple como un vinilo? En las tiendas hay vinilos de todas las clases, desde mensajes, frases de libros a ilustraciones completas de ciudades y personajes famosos.

Es una opción muy económica, y que podrás poner tú mismo. El retirarlos luego es muy sencillo, y tienen la ventaja de que no dejan mancha ni requieren de agujeros para ponerlos.

Un reloj de pared

¿Te gustan los relojes de pared? ¿Y por qué no lo conviertes en un accesorio de tu dormitorio de matrimonio? Puede ser un reloj sencillo, si has optado por una decoración minimalista, aunque un reloj de pared vintage nunca queda mal colgado de la pared del dormitorio, sin importar el tipo de decoración que hayas elegido.

Otra opción sería comprar un reloj totalmente personalizado con una temática que a ti te guste mucho: de algún deporte, alguna película, alguna serie, algún videojuego… ¿lo malo? Estos relojes son de metal y pesados, además de que ocupan mucho espacio. Tenlo presente si quieres comprarte uno, porque este tipo de reloj igual quedarían mejor en el salón o en el pasillo.

Plantas

¿Qué tiene de malo poner algo de verde en el dormitorio si tienes el espacio suficiente? Y, sobre todo, si la habitación cuenta con buena luz natural, que ya sabes que es vital para las plantas.

Así pues, compra una planta pequeña sino tienes mucha luz natural, y que vaya a estar en un estante o, quizás, en la repisa de la ventana. Si tienes un dormitorio grande, y recibe mucha luz natural, no te cortes y compra una planta tipo árbol, que puedas poner a un lado de la ventana para que se nutra de la luz del sol.

Libros

Los libros también pueden ser un objeto decorativo interesante para adornar las paredes del cuarto. Puedes poner baldas en las paredes del cabecero, repartidas a modo de plataformas o comprar un cabecero que ya las tenga incluidas.

En ellas, coloca tus libros. Y no te preocupes porque se vayan a caer, porque podrías aumentar su potencial decorativo con ayuda de unos sujetalibros originales, así será un adorno vistoso y llamativo.

decorar con accesorios la pared dormitorio

Algo diferente para decorar las paredes

Por último, lo que te podemos recomendar es que busques algo diferente para adornar las paredes. Que introduzca un estilo algo ecléctico en la habitación. Por ejemplo, colgar de la pared tu vieja bicicleta, las piezas de tu antiguo barco o puede que incluso algún disfraz que siempre te haya gustado mucho.

Otra opción sería convertir el cabecero en un perchero, colocando colgadores para poner tus prendas de ropa. ¿No te llama mucho? ¿Y qué tal poner una cortina con luces para crear un ambiente agradable por la noche? O, ¿poner unas letras de neón con las iniciales de los que dormís en la habitación o vuestro nombre completo?

Un colorido diferente

Existe otra forma de decorar las paredes de tu dormitorio, que es eligiendo un colorido diferente para una de ellas. Puedes pintar la pared del cabecero en un color distinto, incluso que parezca degradado o remover la pintura con una esponja para que parezca “un restregón”, pero que artísticamente queda de lujo.

O, si te consideras que eres todo un manitas, bien podrías pintar un mural para la pared del cabecero sobre algo que te guste mucho. Algo artesano siempre queda bien vistiendo las paredes.